Huellas del Tiétar – Lanzahíta

Huellas del Tiétar es un proyecto familiar que nace en 2013 de la mano de Feliciano Conde con el objetivo de frenar el arranque de cepas casi centenarias debido a la falta de relevo generacional y la imposibilidad de sus viñadores de “vivir de las uvas”.

Era una verdadera pena ver cómo se estaba arrancando el fruto de varias generaciones de duro trabajo, mucho cariño e infinita ilusión. Así que emprendimos este maravilloso y arriesgado viaje que nos transporta a un pequeño pueblo llamado Lanzahíta, situado en el corazón del Valle del Tiétar, al sur de la provincia de Ávila y abrigado al norte por la Sierra de Gredos.

“En Huellas del Tiétar, recuperamos viñas de ayer para elaborar vinos de hoy.”

Durante cuatro intensos años fuimos conociendo la tierra, nuestros viñedos y fuimos recuperando el potencial de los mismos para dar el siguiente gran paso: crear la Bodega Huellas del Tiétar.

Ese mismo año 2017 nos incorporamos a la Denominación de Origen Protegida de Cebreros para empezar a formar parte de una maravillosa familia de pequeños y casi heroicos bodegueros y viticultores.

A día de hoy tenemos el objetivo de situar el Valle del Tiétar y la Sierra de Gredos como un referente en vinos de gran calidad destinados a un consumidor que busca experiencias fuera del mercado tradicional y que pone en valor la mano de obra y el trabajo local, el respeto al entorno, la filosofía de trabajo y, la calidad del producto final.

DATOS DE CONTACTO

  • Teléfono: 636 331 931
  • Email: info@huellasdeltietar.com
  • Dirección: Camino de la Reguera, s/n – Lanzahíta – 05490 Ávila
  • Página web: https://huellasdeltietar.com
Huellas del Tietar