Los vinos

Los vinos de la DOP Cebreros aquieren su personalidad de sus cultivos en altura (algunos de ellos a más de 1.000 metros) y de las características de unas variedades singulares y unos suelos principalmente graníticos y ácidos. Con grado alcohólico elevado, equilibrados y elegantes, son vinos con un alto potencial para la crianza en barricas de roble francés.

Los suelos arenosos de roca madre granítica y un microclima más modulado que en otras zonas de Castilla, imprimen en nuestros vinos una tipicidad marcada y diferenciada. Las variedades garnacha tinta y albillo real son las que mejor se han ido adaptando a la zona gracias al trabajo de nuestros viticultores, dando como resultado vinos tintos frescos y minerales y blancos sabrosos y vivos, perfectos para envejecer en barrica.